Sol ingresa a Sagitario.


El 22 de Noviembre al amanecer, el Sol sale de las profundidades escorpianas y se mete de lleno en la alegría contagiosa de Sagitario.

Apenas ingresa a Sagitario, lo hace aún en trino a Quirón retrógrado en Piscis y al Nodo Norte en Cáncer, pero también en cuadratura a Marte en Piscis. Esto se traduce en la urgencia por actuar, en dar el primer paso para manifestar grandes sueños o metas que parecen imposibles pero que, una vez que actuamos, empezamos a sentirlas como parte de nuestra vida.
¿No les pasó nunca que dejaron de creer que algo era difícil o imposible, cuando comenzaron a hacer algo por lograrlo, cuando estaban encaminadas? Dar el primer paso hace que la meta ya se sienta tangible, real. Es la satisfacción de tomar decisiones, de enfocarse en el poder que tenemos para seguir la llama de nuestras pasiones y hacerlas realidad.

Cuando el Sol transita este signo, nos enfocamos en salir de la zona cómoda. Es la síntesis más amplia y más clara de Sagitario: llevarse a lugares incómodos, volverlos cómodos, salir de allí y así continuamente. Una cosa es hacerlo a consciencia y otra es escapar de todo porque no se toman responsabilidades, son dos facetas de la misma energía.

Sagitario quiere expansión, quiere crecer, viajar, y desde hace doce años no tenía la visita de Júpiter, así que el Sol y él van a encontrarse allí para despertarnos a un nuevo ciclo, que además comienza bien cerca de la fecha en la que Júpiter ingresa al signo, el mismo mes: es la señal perfecta de que ya estamos listas.
Tanta introspección, tanto trabajo interno y transformaciones, tanto soltar, tanto liberarse de cargas pesadas, por fin tiene su recompensa: el crecimiento, el florecimiento.

Durante este tránsito comenzamos a ver la luz al final del túnel pero bien fuerte, llamándonos a aventurarnos por nuevos caminos, creando nuevas experiencias, aprendiendo cosas nuevas, viajando real o metafóricamente, probando nuevos sabores, sintiendo y viviendo con un nuevo punto de vista, abriendo la mente y el corazón. Es el momento de trazar un nuevo patrón, una nueva vía, nuevas rutas.

No podemos conformarnos: no es justo para nuestra alma. No podemos quedarnos quietas: no es justo para nuestro cuerpo. No podemos estancarnos: no es justo para nuestra mente. El movimiento es necesario para sentirnos activas, vivas.
Este tránsito solar nos pregunta muchas cosas que vienen de la profundidad de Escorpio y se revelan gracias a la luz de Sagitario:

-¿Estoy dispuesta a aceptar otros puntos de vista, a abrir mi mente?
-¿Estoy dispuesta a dar el primer paso para manifestar mis sueños, para hacer de mis pasiones algo tangible?
-¿Estoy dispuesta a aceptar los aprendizajes que trae la vida y que elijo -inconscientemente- para crecer, en lugar de calificarlos como "problemas"?
-¿Estoy dispuesta a aceptar la abundancia de la que soy canal?
-¿Estoy dispuesta a aceptar la expansión, a evolucionar a través del movimiento?
-¿Estoy dispuesta a sentirme merecedora de todas las maravillas que el Universo tiene para mí?
-¿Estoy dispuesta a seguir las señales?

-¿Estoy dispuesta a seguir viviendo llena de miedos, desperdiciando mi potencial, o voy a darme cuenta que la vida es una sola y que debo dejar atrás las inseguridades?

Este cambio de signo solar nos hace comprender que el momento para tomar riesgos es ahora, porque más tarde será peor arrepentirse que haber fracasado, porque el fracaso es un gran maestro. Es preciso comprender que cuando algo no sale como esperábamos, simplemente se puede volver a intentar. El fracaso es una idea que nos hicieron creer para hacernos sentir inferiores al resto, para que bajemos la cabeza y sigamos órdenes, para que nos conformemos, nos asustemos y no nos arriesguemos, para que nos acobardemos. Intentar y fallar es natural, si algo sale mal, es porque al menos lo estabas intentando.

Por suerte el Sol en Sagitario nos pone en ese modo aventurero, además estamos optimistas, alegres, divertidas y sociales. Salir con amigas es un imprescindible de este mes. Como se encontrará con Júpiter en breve, hay que cuidar que la expansión no sea excesiva. Sagitario no tiene límites cuando de celebrar y gastar se trata.

Sagitario también es el signo de la verdad, de la honestidad: ya llegó la hora de ser honestas con nosotras mismas, de aceptar nuestros deseos de crecimiento por mucho que al principio puedan asustarnos.

Espero que les sirva para trazar su nuevo plan de vida y que venga acompañado de la conexión con esa llama interna que nunca, nunca se apaga.

Comentarios

  1. Realmente hermoso análisis y mejor mensaje.
    Muchas Gracias.
    Frank

    ResponderEliminar
  2. Gracias. X tus palabras! Soy sol en sagitario y ascendente en escorpio! Ya tendras una idea de como ando ajanajana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con muchos procesos internos, pero saliendo a la luz, no? Abrazo y gracias por estar ahí! :)

      Eliminar
  3. Hace un tiempo comencé a seguirte. Son super buenos tus aportes y análisis. Gracias por todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rosina! Gracias a vos por leer y estar ahí! :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Suscribite a mis correos para recibir info actualizada, promociones ¡y regalos exclusivos!

* obligatorio
/ ( dd / mm )