Ley de Atracción.



"SEGÚN PIENSAS EN TU ALMA, ASÍ ES."

Para explicarles sobre la ley de atracción, realmente llamada Principio del Mentalismo, inevitablemente debo hacerlo citando a Conny Méndez, gran autora metafísica:

“Todo el día y toda la noche estamos pensando una infinidad de cosas distintas. Pasa por la mente una especie de película cinematográfica constante, pero desconectada. Entre tantas ideas diferentes nos detiene alguna que otra. A éstas las contemplamos mentalmente, les damos vueltas, posiblemente las comentamos con alguien y luego volvemos a repasarlas más tarde. Esas ideas se convierten en imágenes mentales. La imagen mental es lo que pasa al subconsciente, se establece allí y vuelve, lo que llaman los psicólogos, "un reflejo". Los psicólogos no estudian sino los reflejos que gobiernan el comportamiento y las aberraciones mentales. Los metafísicos abarcan un campo mucho más amplio y saben que los reflejos gobiernan no sólo al hombre, sino también a todo lo que le ocurra al hombre exteriormente.

Tantas veces se contemple o se estudie una idea, tanto más se arraiga su reflejo en el subconsciente. El subconsciente no discierne. Esa no es su función. El no tiene poder para protestar. No tiene voluntad propia. No tiene sentido del humor. No sabe si la orden que le hemos dado es un chiste o es en serio. Su función consiste: primero, en almacenar las imágenes mentales, y luego lanzarlas hacia afuera como salen las copias fotostáticas. Es un autómata o un robot. Es un servidor maravilloso que nos economiza toda la tarea de recordar y poner en práctica todo lo que vamos aprendiendo y que hemos ido aprendiendo ¡desde que no éramos más que una gota de agua en el océano! Es pues un secretario, archivador, bibliotecario insigne. Al no haber más archivado la imagen mental que le preparamos, él comienza a reproducirla, aprovechando la más insignificante oportunidad, para el resto de la vida... y las vidas... del sujeto, hasta que el sujeto le da la orden de cambiar una imagen por otra.”

Esto quiere decir que basta con que creemos una imagen mental o visualicemos lo que deseamos o queremos evitar, para que el inconsciente ponga manos a la obra. Como no conoce negativas, cualquier orden que comience con un “No quiero que…” para el inconsciente (que también funciona como el Universo) eso significa “Quiero que…”. Así es como llegamos al primer paso: dejar de hablar y hablarnos en negativo. Continúa (y en esto resumí):

“Ejemplo: ¿Recordarás tú la primera vez que oíste mencionar el "catarro"? La noticia te vino de tus mayores y por lo tanto no la pusiste en duda. La aceptaste como cosa natural. Después te enseñaron a temerlo. Te advirtieron las causas del catarro. Todo eso lo viste en tu mente con puntos y detalles. Pasó a tu subconsciente y ya no tuviste que recordar más nunca las advertencias que te hicieron tus mayores. Tú no las volviste a pensar, pero tu subconsciente reprodujo con toda fidelidad un buen catarro cada vez que te encontrabas con una de las causas. ¡Fíjate bien! Tú no tuviste que volver a pensarlo jamás, pero tu subconsciente jamás ha olvidado la orden. (…)
Esta mecánica es igual para todos los demás males que aquejan al ser humano, desde el catarro hasta la muerte; accidentes, luchas, vejez, pobreza, "mala suerte", fealdad moral, "pecados", cataclismos, guerras, mal tiempo, crisis monetaria, enemistades, pleitos, etc. Los hombres varían pero el proceso de reproducción es siempre el mismo.
La ley que estoy explicándote se llama El Principio del Mentalismo y es la Primera Ley de la Creación. Este es el universo mental. Esto es lo que quiere decir la Metafísica cuando dice "Todo es Mente".”

EL PRINCIPIO DEL MENTALISMO.

Nuevamente, les transcribo tal cual como lo presentó Conny Méndez, es un poco graciosa la manera en que lo hizo porque hasta suena maravillada ella misma. (lo que está en mayúsculas y en negritas, es original). Traté de quitar los comentarios poco relevantes para que no se hiciera muy pesado de leer:

“Les advierto que es la forma de curar todas las enfermedades, las de ustedes y las de los demás; es la forma de resolver todos los problemas y todas las calamidades, es decir el Principio del Mentalismo es el descubrimiento SENSACIONAL porque el mundo no lo conoce y sabe muy poco de él. De manera sencilla dice que TODO, TODO LO QUE A NOSOTROS NOS OCURRE ESTÁ EN NUESTRA MENTE Y SE REFLEJA HACIA FUERA. Las enfermedades, el aspecto que tienes, si eres fea, si eres bonita, si eres gorda, si eres flaca, si eres vieja, si eres joven, todos los problemas, todas las calamidades; en fin, todas las catástrofes del mundo se reflejan hacia afuera porque están en la mente
individual como creencias, opiniones firmes, establecidas como conceptos. Todo, todo esto está en la mente de cada quien. Piensas en una cosa y ya. De inmediato quedó registrado y si no lo vuelves a pensar, se graba y llega a formarse lo que nosotros llamamos un concepto: es como el negativo de una fotografía que reproduce en el exterior el positivo de la foto, es decir, el retrato.

Ahora sí podemos borrar todo lo que hemos pensado mal; ¡Por supuesto que sí se puede! 
Las cosas que te ocurren son buenas porque has pensado positivamente y todo lo negativo es lo que sale reproduciéndose en todas las enfermedades, todos los males.
Una persona me dijo el otro día: "Me han puesto el teléfono pero no está comunicando todavía porque tú sabes cómo es la gente del teléfono" Entonces le di un regaño y le respondí: "No señor, la gente del teléfono no tiene la culpa de que estés pensando y decretando que no te lo van a poner. SI PIENSAS DE ESE MODO ELLOS TE OBEDECEN". Bien, resulta que ya saben ustedes un poco lo que es el Principio del Mentalismo, es un descubrimiento SENSACIONAL porque pensar que podemos cambiar nuestra vida y cambiar todo lo que nos sucede y transformar todo es un descubrimiento sensacional. (Yo era muy feíta y ahora me siento muy bonita).”

Para poder comenzar a practicar, pueden comenzar con pequeñas cosas, como que no haya cola en el super o que encuentren rápidamente lugar para estacionar. Esto se llama “Decretar” y tiene algunas reglas para funcionar correctamente:

- Nunca enunciar el decreto en negativo. Comenzar con “yo quiero” o “yo deseo” es lo más indicado.
- Terminar el decreto con las siguientes frases:
1- “En armonía para mí y para todo el mundo.”: cuando dicen esto, las empleadas aceleran su trabajo o el que ocupaba el estacionamiento se tiene que ir, por ejemplo.
2- “Gracias (Madre, Padre, Jesús, Jehová, Alá, Brahma, Diosa, Dios, Creador, Energía, Universo, Cosmos, Amor Divino, o incluyo “yo mismo”; aquí se pronuncia a aquello en que se crea) ya lo conseguí.”
- No podemos pedir cosas para otros y mucho menos que alteren el libre albedrío o elección de los demás, como pedir “Que fulana me quiera/vuelva” por ejemplo.

“¡No me crean! ¡No me crean nada! ¡Pruébenlo y compruébenlo; no me crean, yo no quiero que ustedes me crean a ciegas! Pruébenlo y compruébenlo mañana por la mañana; eso sí: ustedes salen seguros de que estoy diciendo la verdad con toda fe de que son capaces. Digan: ‘YO QUIERO, después EN ARMONÍA PARA TODO EL MUNDO, y GRACIAS.’ ”

La Ley espiritual inmediatamente domina a la Ley material. La Ley material se pliega, se adapta de inmediato; ella no tiene derecho. Eso es lo que representa el Principio del Mentalismo o Ley de Atracción: que lo que realmente deseamos, lo podemos crear con el poder de nuestra mente.

Tienen un gran poder en sus manos ahora. Como le dijo el tío Ben a Spiderman: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad.”
Úsenlo sabiamente.

Comentarios

Entradas populares

Suscribite a mis correos para recibir info actualizada, promociones ¡y regalos exclusivos!

* obligatorio
/ ( dd / mm )