¿Qué son los Nodos Lunares?


Les presento a los puntos matemáticos encargados de los eclipses.
Se les llama Nodos Lunares o Nodos del Karma a las intersecciones de las órbitas del Sol y de la Luna, es decir, son los dos puntos en donde ambos se encuentran en sus trayectos.

Como ambos van moviéndose a través del zodíaco, es lógico que las intersecciones también se muevan, pero lo hacen en sentido horario, mientras las luminarias (Sol y Luna), planetas y asteroides lo hacen en sentido anti horario.

Los Nodos son dos y se llaman Nodo Norte o Cabeza de Dragón, y Nodo Sur, o Cola de Dragón. Cambian de signo cada año y medio y vuelven al mismo signo cada 18 años y medio, es decir, cada 19 años aproximadamente, tenemos un retorno nodal.

El Nodo Norte representa el camino a seguir, la misión o propósito de nuestra alma para evolucionar. Es hacia él que tenemos que dirigirnos y así aprender de sus virtudes, para desarrollar y experimentar los aprendizajes que debemos integrar. Muchas veces puede ser que se sienta rechazo hacia las características o camino que el Nodo solicite, pero en realidad es algo que tarde o temprano querremos alcanzar, porque nos atraerá demasiado como para ignorarlo.
Este Nodo representa también -sobretodo en temporada de eclipses- una puerta cósmica por donde ingresan personas, situaciones y experiencias que necesitamos para crecer. Es un lugar duro para trabajar porque empieza siendo incómodo, trae muchas pruebas y puede ser que hasta sintamos que es cuesta arriba, que queremos abandonarlo. Pero en el fondo, siempre, siempre sabemos que, una vez que dimos el primer paso, es imposible volver atrás o abandonar.

El Nodo Sur es aquél equipaje que traemos de vidas pasadas, lo que tenemos incorporado y que muchas veces nos hace caer en la comodidad de no buscar nuevos horizontes, nos estanca. Nuestra evolución requiere que "salgamos" del Nodo Sur con todo lo conocido y seguro y nos dirijamos hacia el Nodo Norte, hacia la aventura de lo desconocido, de lo que parece imposible de lograr. Es allí donde radica el mayor aprendizaje de nuestra vida, aquel que nuestra alma requiere para avanzar un escalón evolutivo. Este Nodo también se considera una puerta por donde debemos dejar ir todo aquello que no nos sirve, sobretodo relacionado a cosas que ya terminaron y nos cuesta soltar, apegos y finales que debemos aceptar para avanzar (y así poder recibir por la puerta del Nodo Norte). En este Nodo nos es muy sencillo quedarnos, porque estamos cómodas, sabemos cómo manejar esa energía pero terminamos repitiendo patrones y experiencias.

Es en estos puntos matemáticos donde se van sucediendo los eclipses. A veces, incluso, podemos tener eclipses en signos donde no se encuentran los Nodos y verán que la astronomía no los tiene en cuenta (porque además nunca son totales).

Los Nodos representan una gran parte de nuestra dirección en la vida y son muy importantes en astrología. Nos guían, nos llaman, nos atraen. Ambos tienen cosas que enseñarnos y debemos escucharlos para así poder desarrollar sus virtudes y superar su energía baja.

Seguí a tus Nodos: hay mucho que descubrir de vos en ellos.

Comentarios

Entradas populares

Suscribite a mis correos para recibir info actualizada, promociones ¡y regalos exclusivos!

* obligatorio
/ ( dd / mm )