Eclipse lunar en Acuario.


El segundo eclipse de esta temporada se da en Acuario, donde se encuentra el Nodo Sur. Es de Luna llena, así que la Tierra estará alineada entre la Luna y el Sol, tapando así totalmente la superficie lunar.

Si el eclipse en Cáncer fue el más importante porque marca los asuntos que estaremos trabajando de aquí a Diciembre y a partir de los eclipses de Enero, este eclipse es el más fuerte emocionalmente, porque es total, es el último en Acuario y además lo veremos parcialmente.

Que sea total y cerrando una etapa de eclipses en este signo, que viene desde Agosto del 2016, anuncia finales. "Otra vez hablando de finales" y sí, porque en las temporadas de eclipses se marca muy fuerte lo que sea que ya debemos eliminar de nuestras vidas, y es de Nodo Sur, que es la puerta cósmica por donde dejamos ir las cosas. El último eclipse en Acuario es tan fuerte como el primero y terminar de "cerrar" ese cambio que se inició con aquel primer eclipse, lo sella.

No es necesario creer que los finales signifiquen separación de la persona que aman, porque si bien sí es una manifestación posible, no es la única. Depende mucho de la casa Acuario de sus cartas y los aspectos que haga el eclipse dentro de ellas.

Y acá tengo que aclarar dos puntos más:
-eclipse lunar "eclipsa" energía femenina: mujeres, patrones de conducta, ideas acerca de "cómo debe ser/comportarse una mujer", condicionamientos que vienen de nuestro árbol genealógico, etc.
-la vida es cíclica y estamos en constante proceso de creación-transformación-eliminación. Las temporadas de eclipses vienen dos veces por año a recordarnos que nada nos pertenece, que todo se mueve y que aceptar los cambios nos permite fluir con el proceso de la vida en lugar de sentir que todo nos duele. Y nos duele porque queremos controlar, queremos retener y queremos estar siempre iguales, en la zona cómoda. Si estás en un proceso evolutivo, entonces sabrás que tenés gran coraje y que todo, todo siempre se va a ir moviendo con el ritmo del universo, para que crezcas.

Este eclipse se da con la Luna en conjunción a Marte retrógrado en Acuario y en cuadratura a Urano, quien también está en cuadratura al Nodo Norte, al lado del Sol. Traducción:
la Luna junto a Marte retro y al Nodo Sur hablan de liberación de patrones mentales y de actitudes repetidas. Es necesario dejar de vivir una y otra vez lo mismo y prestar atención para aprender y así romper el círculo vicioso. No queremos actuar por miedo a seguir reiterando experiencias. Tampoco queremos actuar porque sabemos que el próximo movimiento, inevitablemente llevará a un cambio: en nuestras actitudes, entorno, relaciones, etc. Tengamos en cuenta que este cambio interno se viene sintiendo y se hará más fuerte a medida que pase el tiempo luego del eclipse.

Con Júpiter en Escorpio y Neptuno retro en Piscis en trino: 
esto habla de la transformación interna que nos lleva a conectar con nuestra espiritualidad, a ser conscientes de que somos un alma y que todo, todo lo demás, es prestado. Es fuerte.

Con Venus en Virgo en trino a Plutón retro en Capricornio:
estamos procesando esa transformación también de manera mental, terrenal. No solamente se mueve todo adentro y se siente como un terremoto interior, sino que esto debe romperse, debemos desestructurarnos, deconstruirnos y quebrar reglas que nos creímos toda la vida, para diseñar nuestro propio Libro de la Vida con los deseos que queramos. Queremos terminar con condicionamientos, normas, reglas, "deber ser". Organicemos nuestros deseos y vivamos en base a ellos, todo lo demás, lo material, es ilusorio. Luego de esto, la transformación física será real también.

Con Quirón retro en Aries en trino al Nodo Norte en Leo y Saturno retro en Capricornio en inconjunción al Nodo Norte:
Crecer duele, evolucionar duele, ir hacia nuestro Norte de vida duele porque hay que dejar mucho atrás. El pasado no puede venir con nosotros porque sería una carga extra, el presente es lo único que tenemos entre manos para crear nuestro futuro. Para sanar, primero debemos reconocer que el pasado lo creamos nosotras mismas, porque era lo que precisábamos experimentar en ese momento, para aprender, para ser quienes somos hoy.
Esto es un adiós a todo lo que nos ha dolido, a todo lo que decidimos dejar atrás desde la consciencia, desde la aceptación de que sin ese pasado, seríamos distintaas: aprendamos a perdonarnos, sólo así seremos libres de quienes fuimos para convertirnos en quienes debemos ser.

Sé que es un eclipse muy fuerte y doloroso para muchas (sobretodo Leo y Acuario de Sol o ascendente, y para quienes tienen la Luna o Venus en estos signos) pero que duela, no quiere decir que debamos evitar sentir. La realidad que los eclipses nos muestran es una verdad que debemos atravesar para dar paso a la próxima etapa, que incluye encontrar nuestro lugar en el mundo, aceptar que somos nuestras propias madres y poner en orden nuestra vida sentimental y laboral.

Pero eso vendrá a partir de Diciembre, cuando comience la próxima temporada de eclipses y nos veamos en un lugar real y emocional completamente diferente al que estamos viviendo hoy: vamos a estar expandidas y creciendo, sentiremos que lo hacemos a pasos agigantados.

Y Septiembre comenzará a ser la muestra de todo lo que estamos sintiendo y trabajando internamente ahora mismo.

Que les sea de provecho y de mucho, mucho crecimiento que incluye un adiós a quienes fueron y una bienvenida a quienes deben ser.
Feliz renacimiento de Luna llena.

Comentarios

Entradas populares

Suscribite a mis correos para recibir info actualizada, promociones ¡y regalos exclusivos!

* obligatorio
/ ( dd / mm )