Mercurio retrógrado en Aries.


Mercurio retrograda por primera vez en el año a partir del 22 de Marzo en el signo de Aries, pero ya las voy dejando preparadas contándoles todo.

El jueves 8 de marzo transitó por el grado 4 de Aries, que es donde luego despertará, y esto inicia la llamada sombra pre-retrógrada, donde ya no está tan funcional como antes y podemos comenzar a experimentar sutilmente de qué se tratará esta retrogradación.

Se vuelve retrógrado al llegar al grado 16 de Aries, el 22 de Marzo. Luego el 15 de Abril despierta en el grado 4 y toma de nuevo su dirección, finalmente saliendo de sombra el 3 de Mayo, cuando llega de nuevo al grado en el que inició su retrogradación, es decir, el 16.

Ahora la traducción:

El jueves 8 de Marzo y el 15 de Abril se conectan eventos, así también como el 22 de Marzo y el 3 de Mayo. Días más, días menos, estas fechas marcan asuntos que se repiten, revisan, conversan de nuevo, todo lo que incluya el prefijo "RE".

Por este motivo es que nada está dicho bajo las retrogradaciones de Mercurio, porque todo se repite y se vuelve a tratar.

No está de más aclararles que los días en que Mercurio cambia de dirección (22 de Marzo y 15 de Abril en este caso) son muy caóticos, sobretodo si no manejamos bien nuestros deseos y humores podemos encontrarnos muy caprichosas -que es la baja energía de Aries-.

Desde el 22 de Marzo hasta el 31, es el período más intenso y complicado, el que tiene "mala fama". Electrónicos se rompen, nos olvidamos de guardar información que se pierde, la electricidad funciona de manera errática, como la gente. Hay más probabilidades de accidentes de tránsito, porque también estamos confusos y distraídos, más allá de que los autos en sí también se ven afectados. Todo esto sucede por dos motivos: sí, la energía nos afecta, pero más que nada, nosotros manejamos nuestra energía y la de nuestros objetos, que son extensiones nuestras. Si aprendemos a parar, guardar la información, seguir la vida normalmente pero siendo más precavidas, los errores son menos probables.
Es un período de mucha introspección, repensamos, reevaluamos, revisamos.

El 1° de Abril Mercurio se une con el Sol: este es un día de revelaciones. Nos enteramos de información que se mantenía oculta para nosotros, descubrimos secretos, cosas que venían sucediendo y no veíamos. Es el quiebre de la retrogradación.
A partir de aquí y hasta el 15 de Abril, la onda ya es otra. Ya no estaremos tan metidas rechequeando y reevaluando todo, sino más bien, comenzamos a confirmar un poco las cosas. No hay tanto caos ni estamos tan abrumadas como al principio.

La retrogradaciones de Mercurio no son para asustarse, ni para entrar en pánico o decir "Uy, no, otra vez el caos". Sí se afectan los electrónicos, sí vivimos confusiones y malentendidos, sí experimentamos situaciones de "hay que frenar", pero es justamente esa la causa: necesitamos parar.
Si no estuvieran los planetas retrógrados para ponernos frenos, iríamos como desbocadas por la vida de aquí para allá sin pensar las cosas dos veces, sin descansar, sin tomar tiempo aparte para nosotras. Nos daríamos la cabeza contra la pared muchas veces. Por todo esto -y más- es que las retrogradaciones son tan necesarias, son momentos para atendernos.

Durante los períodos en que Mercurio retrograda la gente está muy confundida, añora el pasado, quiere volver a sentir lo que sintió alguna vez. Yendo "hacia atrás" bajo el signo de Aries -entre comillas porque el planeta no anda para atrás, simplemente baja su velocidad-  estaremos tratando de comprendernos, entendernos, queremos reconocernos sin máscaras ni filtros (un trabajo que también está llevando a cabo Júpiter retrogradando en Escorpio) y queremos ser fieles a nuestros deseos (Venus también en Aries) y a nuestra identidad. Estamos redescubriendo y redefiniendo quiénes somos. 

Para tener cuidado: 

Bajo las retrogradaciones de Mercurio no des nada por sentado, evitá todo lo que puedas firmar contratos, hacer viajes, tomar decisiones importantes, comprometerte con algo/alguien, comunicar cosas importantes. 
Obviamente la vida no se detiene, pero simplemente son advertencias para que sean precavidas.

Las promesas no duran mucho si se hacen en este período, los "fantasmas" de relaciones pasadas que reaparecen no están muy seguros de lo que quieren, y esto merece una aclaración: todo lo que vuelve de tu pasado es porque no tuvo un cierre, porque dejaste la puerta abierta, por el motivo que sea. Siempre es bueno poner punto final en las cosas que no queremos ver repetir en nuestra vida...o reaparecer.
Ojo, también las retrogradaciones acercan almas gemelas y relaciones predestinadas.

Para tomar decisiones, firmar contratos, etc, esperen que termine la retrogradación o si pueden, la sombra. Ahí pueden reiniciar la conversación o el asunto y ver dónde está parada cada una de las partes ahora, cuando todo y todos estamos más claros y seguros de quiénes somos, qué deseamos y con quién.

Que tengan un gran período de revisión interna y reconocimiento. :)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares

Suscribite a mis correos para recibir info actualizada, promociones ¡y regalos exclusivos!

* obligatorio
/ ( dd / mm )