Júpiter retrógrado en Escorpio.


Júpiter comienza a retrogradar en Escorpio el 8 de Marzo en el grado 23. Llegará hasta el grado 13, donde retomará su dirección el 10 de Julio.

Esta retrogradación hará que en general revisemos asuntos de salud, nutrición, enfermedades “bajo la piel”, transformación personal, trabajo psicológico, compromiso, vulnerabilidad, entrega y sexo, dinero, inversiones y cuentas conjuntas, pero también quiere que seamos pacientes con temas de viajes, extranjero, visas, asuntos legales, estudios superiores y creencias, más específicamente en “cómo respeto lo que el otro cree sin juzgarlo.” También podremos notar cambios en legislaciones -sobretodo relacionadas a la salud del aparato reproductor- justicia, religión, la moral establecida dentro de cada uno también podrá verse afectada.

Algo importante es notar que el cuarto menguante del viernes se da en Sagitario, con su regente retrogradando. Esto habla de mucha revisión y de pausas que implican una gran salida de la zona cómoda, pero que deberá esperar y planificarse con calma. Podemos llegar a sentirnos frustrados, como cuando no vemos resultados o las cosas se ponen más lentas: es sólo un período de ajuste. Veníamos muy aceleradas, generando cambios y tomando decisiones, yendo hacia adelante sin parar. Ahora es momento de observar cómo trabajamos nuestra abundancia y cómo la reconocemos en nosotras, porque va de la mano con el amor propio.

Será un período de eliminación, de -aunque haya miedos y dificultades de por medio- soltaremos aquello que no vaya de la mano con nuestras ansias de futuro. La revisión llevará su tiempo pero saldremos de ella llenas de ideas y nuevos proyectos/maneras de ir hacia adelante.
La Luna menguante es el puente entre el pasado y el futuro, así que qué mejor fase para permitirle a Júpiter iniciar su retrogradación (¡además en su signo!) y que nos ayude a evaluar todo aquello que debe irse para renovarnos.

Júpiter retro nos hace ir hacia adentro. Nos hará conectar con nuestras creencias, fe, visión, espiritualidad e ideología, es decir, con todo aquello que representa nuestra forma de absorber conocimientos e interpretar el mundo. Es introspección, reflexión y viaje interno para conectar con la sabiduría propia. 

Pero está en Escorpio, así que estos temas se combinan con nuestra salud, con llegar al fondo de los asuntos, desintoxicarnos de lo que sea que nos esté afectando, cuidar nuestro aparato reproductor y sanar, en todos los ámbitos. Una de las palabras claves es SANACIÓN. Y la otra es SOMBRA.
Son cuatro meses ideales en los que podemos trabajar en integrar nuestra sombra. 
Al mismo tiempo, se nos pide que conectemos con nuestro poder interno y nos demos cuenta que es enorme.

En este período también vamos a revisar planes, estudios, viajes, publicaciones. Si trabajamos en  servicios editoriales, turismo, leyes y regulaciones, religiones o importación/exportación podremos observar modificaciones pero no estarán óptimas hasta que Júpiter avance nuevamente. Replanificaremos mucho pero más que nada tendremos tiempo para desarrollar algo en grande: un proyecto/emprendimiento, la gestación de algo o de un ser, etc...hay algo que queremos manifestar de manera gigante y esta retrogradación nos da una pausa para revisar todo y tomarnos las cosas con más calma. Esto no quiere decir que las cosas se van a detener, simplemente necesitan bajar el ritmo para que nuestra vibración se alinee con lo que queremos manifestar, es decir, nos creamos posibles. El Universo sabe lo que hace.

Cuando se vuelva directo el 10 de Julio, es cuando todo podrá lanzarse, comunicarse, reiniciarse. Y ahí será con mucha más fuerza que antes.

Aquí les dejo algunas claves para comprender más sencillamente de qué se trata esta retrogradación.

Comentarios

Entradas populares

Suscribite a mis correos para recibir info actualizada, promociones ¡y regalos exclusivos!

* obligatorio
/ ( dd / mm )