Venus en Acuario.

Este 17 de enero el planeta que rige la energía femenina y el deseo, ingresa a Acuario hasta el 10 de febrero.

Durante este tránsito enfocaremos ese deseo que viene de Capricornio hacia una vuelta, para encontrarle la originalidad, la manera de ofrecerlo al público de una manera nueva, distinta. Queremos algo diferente, un cambio de look, sentirnos raras, excéntricas. Como a los dos días de su ingreso, a Venus se le une el Sol en Acuario, y sumando que allí se encuentra el Nodo Sur, habrá un cambio que indica que para seguir adelante con ese deseo hay algo que eliminar y seguramente se trata de algo muy personal, de algo que nos identificaba pero ya no, y sin ello seremos más libres para lograr lo que deseamos. Otra posibilidad es cambiar de grupos y salir de aquellos donde ya no te sentís identificada.
Hay muchas movidas online con la energía de Acuario tan presente, de trabajos, romances, invitaciones.

También tendemos a sentirnos más idealistas, más mentales y liberales. Las solteras sentirán ganas de explorar nuevas maneras de relacionarse, nuevas personas, y las que ya estén en pareja querrán darle una vuelta a sus relaciones, introducir algo novedoso o experimentar más.
Acuario es el signo de la amistad y del amor sin condiciones, así que las relaciones que se inicien durante este tránsito tienen el plus de esa libertad aunque no siempre cuentan con estabilidad, sin embargo esta vez al estar bajo temporada de eclipses, todo suele ser bastante predestinado.

También son posibles rupturas inesperadas de mujeres que venían pensando en eso sin saber por dónde comenzar o cómo expresarlo, porque la energía femenina suele requerir más libertad que de costumbre durante este tránsito, lo cual me parece muy sano, ya que personalmente no creo que haya amor donde no puede haber libertad.

Nuestro deseo cambia y se alinea con lo que queremos hacer, con lo que queremos mostrar de nosotras, no queremos máscaras y preferimos ser tal como somos, aunque la manera de expresarnos no sea siempre la que los demás esperan. Urano sigue en Aries, así que todo esto que forma parte de nuestro yo, de nuestra identidad, se revoluciona, muta. Lo bueno es que rompemos con muchas limitaciones impuestas por la sociedad, con muchos tabúes y nos animamos a mucho, mucho más de lo que teníamos planeado.

Es momento de ir hacia la parte más auténtica de nosotras mismas y usar este impulso de Venus para trabajar por ello y por ese deseo que desde la zona Capricornio de nuestra carta queremos manifestar.

Yendo por los tránsitos:

-El 25 de enero tiene una cuadratura a la Luna en Tauro: podemos estar hípersensibles y con muchas ganas de revelarnos. Sentimientos de impotencia, testarudez y caprichos pueden ser manifestaciones: no dejemos que este tránsito corto nos genere peleas o discusiones, sobretodo de dinero o con amigos. Paciencia.

-El 29 de enero estará en oposición al Nodo Norte de la evolución: estaremos dejando ir algún deseo nuevo o algo loco, así como algo que sabemos que ya no nos permite avanzar, para poder alinearnos con aquello que sí lo hará. No es raro que necesitemos tiempo a solas, de hecho nos va a hacer muy bien para limpiarnos de todo aquello de lo que nos queremos despedir.

-El 3 de febrero creará una cuadratura con Júpiter en Escorpio: cuidado con los excesos, con las palabras hirientes, con las ganas de venganza. Cualquier cambio radical puede salir mal, como ir a cortarnos el pelo y que nos corten MUCHO más, por citar un ejemplo sencillo. No se hagan ningún cambio de look ni este día ni el previo y el siguiente.

-El 6 de febrero tendrá un sextil con Urano en Aries: recordemos que Venus anda por el signo de Urano, así que este sextil es un chequeo para ver cómo vamos con nuestros deseos de cambios, transformaciones, decisiones sobre nuestra identidad y de insertar aires de renovación a nuestras relaciones.

Comentarios

Entradas populares

Suscribite a mis correos para recibir info actualizada, promociones ¡y regalos exclusivos!

* obligatorio
/ ( dd / mm )