Cómo contactar con los elementales.

2019-10-19

Lo mejor de conectar con los espíritus de la naturaleza o elementales de la segunda dimensión, es que comenzamos a percibir el maravilloso apoyo del que disponemos y a conocer hasta qué punto nuestro espíritu forma parte de los diversos niveles de seres espirituales que nos rodean. Ellos están ansiosos de servirnos, complacernos, inspirarnos y apoyarnos, y lo harán si se los solicitamos con permiso y reverencia. Reconozcamos que están a nuestro lado y ellos aparecerán.

Para estar saludable y mantener tu fuerza vital equilibrada, conectate con los elementales del aire, fuego, agua y tierra al menos una vez al día. 
Te dejo algunos ejercicios:

-La mejor forma de conectar con los elementales de la tierra es dejar lo que estás haciendo y mirar por la ventana o salir al exterior. Si tenés la suerte de vivir cerca de algún entorno natural, aprovechá y sentate en silencio, concentrándote en el zumbido de la vida que brota de la tierra. Si te acostás e inhalás el espíritu de la tierra por cada uno de tus poros, es más efectivo aún. 

-Elevá tu consciencia para captar a los espíritus del agua cuando estás en el río, el mar, bajo la lluvia o bañándote, pidiéndoles que te ayuden a renovar las energías gastadas o a liberarte de ellas. Apreciá sus propiedades curativas y pediles que limpien tu cuerpo, mente y aura, así como que te liberen de cualquier tipo de energía de baja vibración y negatividad.

-Una forma muy potente de solicitar la presencia de los espíritus del aire es inspirar lentamente por la nariz y luego, golpeteando suavemente con la palma de tu mano sobre el corazón, exhalar con fuerza mientras se pronuncia en voz alta "ah". Esta ténica activa tu espíritu, abre los canales telepáticos y aleja los pensamientos negativos en tu mente. Es una forma rápida de volver a alinearte con tu espíritu y centrar tu atención en el presente.

-Un método seguro de pedir a los espíritus del fuego que atraigan la pasión y las emociones creativas a tu vida, es encendiendo velas, quemar incienso o dejar que "arda un fuego" en tu corazón. Pedile a las salamandras que despierten tu coraje y tu potencial, que no te permitan quedarte "dormida" ni olvidarte de quién sos realmente. El fuego hay que tratarlo con respeto: si encendés velas, vigilalas. Si encendiste el hogar o estufa, chequeá el tiraje y las chispas que puedan saltar.

 

Ilustración de Pablo Amaringo.

Instagram
Ale Modarelli - Astrología Consciente

TW FB IG